domingo, 2 de marzo de 2008

Lo que se entiende y lo que no


La manifestación pasó. Más de 1.000 personas inundaban la calle Madrid con diversas pancartas, de mensajes diferentes, con lenguajes distintos.

Dicen que la manifestación fue un éxito... depende de quien lo diga. Para mí los únicos que se mueven, de una forma sorprendente, son los cooperativistas de Cuna de la Aviación y Capital del Sur. Su camisetas azules se multiplican, no faltan nunca, y eran el 80% de los manifestantes. Está claro que les han hecho un favor. Sin ellos, la manifestación hubiera sido menos llamativa, más modesta... ¿doscientos sin ellos? Más o menos.


La gente ajena a la manifestación los miraban extrañados, "¿de qué es la manifestación?" me preguntaban, y claro, tampoco me iba a tirar 5 minutos enumerándo a todas las organizaciones y sus diferentes reivindicaciones.

Eso era un batiburrillo esperpéntico. Ahí estaba la CGT, C.A.S.A, vecinos del Sector III con ecologistas, los que querían su casa con los que no quieren antenas, los que siguen sin aceptar la ecotasa con los que no quieren comedores sociales,... en fin.


Aún así, es gente entregada que no se queda en su casa viéndolas venir y aunque la manifestación haya sido una cosa abstracta, algo ha sido y por ello será recordado.


Más cómodos en sus sillones deben de estar los de la Plataforma contra las vibraciones. No estuvieron en la manifestación. Con poner las pancartas les vale, debe ser. De hecho es que ya se les oye poco. Les debe de haber cogido gustito al mene-mene de su casa, y los vecinos llevamos 4 meses con la dichosa pancarta pegada a nuestra ventana que lo único que hace es acumular porquería.

Esta semana el tren suena más que las pasadas, esto no se ha arreglado NADA. Unas semanas no se siente, otras sí, un mes no se siente, otro sí. Así ¿cuántos años?

¿Dónde están los resultados de todas esas conversaciones de unos y otros Ayto con CAM, CAM con ADIF, ADIF con Ayto? mmmmmmmmmm, no lo tengo claro.

Sé que soy una verdadera pesada con el tema, pero es que el temblor de mi casa me lo recuerda a diario. ¿Me puede decir el representante que tenemos en la plataforma, qué se está haciendo?

¿El roce hace el cariño y somos más permisivos ahora? Se puede tener cariño, y ser exigente.



En fín, no se si me entienden...


2 comentarios:

maria dijo...

Que poco te prodigas, parece que en Getafe no pasa nada, ¿que intereses te mueven sonia?

Sonia Baños dijo...

Hola María, tienes toda la razón tngo el blog muy abandonado, pero prometo escribir pronto. He arrancado un nuevo proyecto que ya ha saldio a la calle con el nombre de TRAVESÍA, una revista de ocio y cultura para el sur de la Comunidad de Madrid.
Esto, junto con mi trabajo actual, ha absorbido todo mi tiempo.
Dentro de poco volveré a ser constante con el blog.
Un saludo