lunes, 11 de junio de 2007

Nuevas noticias sobre las vibraciones

Nuevas noticias para aquellos que sufren las molestas vibraciones del tren en La Alhóndiga y Kelvinator. El alcalde ha colgado en su blog información fresva, que es la siguiente:

"Alguno de los vecinos afectados por los problemas de vibraciones ocasionados por la vía férrea, podían pensar que mi compromiso de solucionar este problema con la reunión que tuve con el Presidente de ADIF y el proyecto encargado para ello tuviera el apresuramiento de las elecciones y que después se olvidaría. Hoy, lejos de ello, tengo que deciros que es un problema que nos ocupa y que ADIF está ya realizando el proyecto y me han comunicado que van a empezar a medir, van a visitar algunos domicilios a lo largo del recorrido, van a medir también en las vías.
“ADIF se ha comprometido a cambiar el material de los amortiguadores y poner los medios necesarios para solventar las molestias”
Me han dicho que cabe la posibilidad de que las soluciones colocadas anteriormente para amortiguar las vibraciones, se han quedado pequeñas ante los nuevos trenes que ya están circulando ya que son más grandes y tienen más peso. Por eso van a hacer nuevas mediciones, van a hacer un proyecto específico y se han comprometido a cambiar el material de los amortiguadores por otro más denso. Estamos en el camino y creemos que en breve podremos trasmitir a los vecinos la solución definitiva y el inicio de las obras".



Entonces resulta que ha pasado exactamente lo que los vecinos dijeron en una de las reuniones en el Centro Cívico de La Alhóndiga: Los amortiguadores se desgastan con el paso de los trenes y éstos cuestan un dineral, y no es la primera vez que se desembolsa tanto dinero para buscar una solución. Sigo sin entender por qué a veces los pisos se mueven de una forma brutal y otras veces los días pasan sin un sólo temblor. Eso debe ser por algo, y es ni más ni menos, por la velocidad de los trenes. Esa es la solución, controlar la velocidad, ¿tanto perjudicaría a RENFE bajar la velocidad de sus máquinas cuando pasen por Getafe? No me lo puedo creer.

Lo que consuela, por lo menos a mí, es saber que las cosas no están paradas y que siguen las conversaciones. Pero si juntamos todo el dinero que se ha gastado el municipio para intentar solucionar el tema y el que se continuará gastando (seguirán poniendo amortiguadores que se desgastarán como éstos últimos= más dinero) podemos comprar un tren, que serviría para cubrir esa "demora" que dice RENFE que tendría si baja la velocidad. Desde luego RENFE, se está portando fatal.

En fín, no hay que olvidarse de este problema, que lo es y muy serio. Las cosas se pueden solucionar ahora y no lamentarlas luego. Nunca se sabe.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues no es ninguna tontería lo que acabas de decir Sonia, si todo el dinero que hemos gastado se hubiera invertido en comprar otro tren hubieramos tenido la solución hace años, lo malo es que NO es nuestra obligación sino que es nuestro derecho el reclamar tener tranquilidad en nuestras casas.
Llevamos muchos años ya 6 0 7, ni recuerdo, y seguimos lo mismo. Lo malo es que nos cansamos, y a veces hasta nos parecen mínimos ya los temblores.
Gracias por la información. Un saludo.

Anónimo dijo...

¿qué te dije en la última reunión? Que le daba meses a los amortiguadores. ¿Qué dijimos a los responsables en la reunión? que eso era un P-A-R-C-H-E. Qué ha ocurrido???? Que hay que gastar mas y mas porque NO FUNCIONA. Venga, más dinero...

Raúl Pleguezuelo dijo...

Desde luego es un tema que no hay que dejar pasar, hay que presionar a RENFE para que busque una solución definitiva y no un parche.
Estoy seguro que Pedro Castro defenderá a los vecinos con todas sus armas, es una persona muy tenaz.
Saludos Sonia, gracias por visitar Madrid Progresista, permíteme que te añada a mi grupo de progresistas madrileños.

Anónimo dijo...

Hola Sonia, ¿cómo estás?

Qué interesante esta noticia, porque no son las que aparecen en los medios internacionales y sirven para conocer situaciones y problemas cotidianos de la gente.

No voy a dar una opinión, porque no vivo allá y es a través de este blog del cual me entero de esta realidad.

Lo único que digo es que ojalá solucionen luego el problema, para que así no sigan desperdiciando recursos, los cuales podrían ser utilizados en otras áreas de gran importancia.

Saludos!

Anónimo dijo...

Es un error hacer creer a los afectados que si se disminuye la velocidad se disminuyen las vibraciones, pueden incluso incrementarse, dependiendo de que la frecuencia de las mismas entre en resonancia con la frecuencia de la estructura de los edificios.